Nota realizada en un medio Pehuajense – ¿Qué es de la vida de…? Claudio Balerdi

Quinta función de la una nueva sección en la web. Será todos los lunes, miércoles y viernes. En esta ocasión, será saber que es de la vida de jugadores que han pasado por la Liga Pehuajense de Fútbol años atrás. Hoy es el turno de conocer que es la vida de CLaudio Balerdi

Fue parte de la liga entre 2006 y 2012. Jugó en Fútbol Club, Defensores del Este y cerró su campaña en Juventud Unida; jugando de esta manera en los dos clubes de la ciudad de las diagonales. Sus tantos llenaron de gol las gargantas de sus hinchas. El trenquelauquense Claudio Balerdi tuvo su paso por la Liga Pehuajense de Fútbol, y así lo recordó.

Dejó la actividad el año pasado, jugando en Barrio Alegre y esta temporada iba a despuntar el vicio haciéndolo en el fútbol Senior. Pero la pandemia se lo negó. Aunque quiere seguir ligado al deporte dirigiendo, sea en inferiores primera.

Padre de Estefanía, Agustín, Maian y Emilia Paz. Los cuatros le salieron deportista y su voz, como todo padre que habla de sus hijos, le cambia el tono, mostrándose orgulloso de ellos…”Me salieron todos deportistas. Estefanía y Emilia Paz hacen baile. Emilia salió campeona sudaméricana representando al país en Uruguay. Estefanía está estudiando el profesorado de historia. Mi otra hija hace hockey, juega en Barrio Alegre y es delantera. No entiendo nada. Pero dicen que juega bien. Agustín juega al fútbol en Las Guasquitas. Es media punta o enganche. Ellos son todo para mí. Feliz de que hagan deporte y estudien”

Cuando comenzamos a charlas de fútbol y de su paso por nuestra liga, Claudio comienza a relatar y aunque ya pasaron catorce años de su primera vez, en sus retinas parece que fue hoy….” En el primer partido que voy a jugar con Futbol Club contra Atlético Casares ganamos 3 a 2. Me pongo a hablar con el técnico y otra persona. Les digo, el 10 que tenemos la rompe. Me dice, el 10 que tuvimos hoy lo tuvimos que improvisar, nos faltó uno. Es marcador central. Era Fernando Viñales. Debe ser la única vez en la historia que uso la 10. Cada vez que me lo cruzo, le digo como me hicieron creer el verso de que eras 10” (Risas)

Los recuerdos y anécdota siguen apareciendo. Destaca la calidad de la Liga Pehuajense de Fútbol, marcándola como una de las mejores de la zona. Pero no pasa por alto los clásicos de Henderson…”Los clásicos es a cancha llenas. Yo venía de la liga de Trenque Lauquen, que generalmente no lleva mucho público. Salvo que sea el clásico de Pellegrini o en finales. Cuando fui por primera vez y nos tocó el clásico, la verdad que un poco me sorprendió. A todos los partidos iba mucha gente, pero cuando eran los clásicos, era impresionante. Se frenaba la ciudad. Se viven de una manera muy apasionado. Al jugador le gusta que haya gente en la cancha. El clásico de Henderson es pasión de los dos lados. Mucha algarabía, mucho clima y toma calor a la hora de jugador”

Escalonadamente siguen apareciendo momentos, su voz y sus sonrisas delatan que fue feliz por aquellos tiempos. Recuerda su paso por Defensores y una anécdota muy particular donde perdió el micro…” Cuando arranque en Defensores, en los primeros seis o siete partidos convertí siempre. “Guille” Ortellado me decía, no te agrandes porque haces goles porque para eso te traemos. (Risas) Un fenómeno de persona Guillermo. En un desempate contra Calaveras para entrar a semifinales en cancha de San Martín, tardamos dos horas desde la cancha a Defensores por la caravana que se armó. Había venido en micro. Perdí micro, perdí todo. Pero nadie me quita ese hermoso momento vivido.. Jugar en Defensores fue lo mejor, por institución, hinchas y lo que representa a nivel de la liga. Tuve la gran satisfacción de jugar en el más grande. Me faltó ser campeón”

Entre diferentes circunstancias lo recordó y lo vivió al contarlo…”La mejor patada que recibí fue jugando en Juventud contra Maderense. Un central de Madero, que jugó en Juventud cuando yo estaba en Futbol Club. Habíamos tenido miles de roces. Creo que era de apellido Díaz. Adelanto la pelota y se tiró con los dos pies. Me agarró bien agarrado. El árbitro dio ley de ventaja (Risas). Pero fue una hermosa patada. No le dije nada. Nos dábamos siempre con este muchacho. Me dejó un lindo recuerdo. Cosas del futbol, esas que se extrañan”.

Fuente: Lanzalaboladeportes

COMPARTIR