Connect with us

Atletismo

JJ.OO: En atletismo, el brasileño Thiago Braz finalista en el salto con garrocha

Fuente: Atletismo Sudamericano.

MUY BUENA LABOR DE LOS SUDAMERICOS EN EL DIA 2

Thiago Braz ya se colocó en la final de garrocha

El brasileño Thiago Braz da Silva, recordman sudamericano y defensor del título olímpico del salto con garrocha, atravesó la fase clasificatoria y estará nuevamente en la prueba decisiva. Un registro de 5,75 metros le permitió a Thiago superar esa fase, lo que no pudo emular su compatriota Augusto Dutra da Silva de Oliveira, cuyos 5.65 resultaron esta vez insuficientes.

El superstar de la especialidad, el sueco y recordman mundial Armand Duplantis, también pasó los 5.75 para asegurarse un sitio en la prueba decisiva.

Todo sucedió en el turno matutino de este sábado 31 de julio, segundo día de competencias de atletismo en los Juegos Olímpicos de Tokio.

El grupo A de salto con garrocha, en una mañana muy calurosa, fue liderado por el estadounidense KC Lightfoot con 5.75 m. Ausente a último momento su compatriota y campeón mundial Sam Kendricks -positivo por coronavirus, al igual que el argentino Germán Chiaraviglio- Lightfoot tratará de mantener la presencia de su país en esta prueba. Por el mismo grupo avanzó otra de las grandes figuras, el ex campeón olímpico Renaud Lavillenie, quien también superó los 5.75. En el grupo B, el primer lugar fue compartido por el alemán Bo Kanda Lita Bahere y el estadounidense Christopher Nielsen con 5.75, en tanto Duplantis fue tercero y Thiago, quinto, todos con el mismo registro.

Thiago y Duplantis necesitaron dos saltos para la altura inicial de 5.50, superaron en primer intento los 5.65, mientras que el sueco también sólo utilizó uno en 5.75, sobre dos de Thiago.

Hubo otros atletas brasileños en acción, en esta mañana del sábado. El mediofondista y campeón sudamericano Thiago do Rosario André estuvo alejado de su mejor nivel en los 800 metros llanos y marcó 1m47s75, para ocupar el octavo lugar en la serie, sin posibilidad de acceder a semifinales. El turno inicial de los 800 fue sorpresivamente rápido, en general, y el mejor registro quedó para el kenyata Ferguson Cheruiyot Rotich, cuyo 1m43s75 es algo inusual en una primera ronda. El segundo registro correspondió al australiano Peter Bol con 1m44s13, estableciendo un récord oceánico. Tal vez «flotaba» en el ambiente que el campeón olímpico de Tokio 64 sobre esta distancia procedía del mismo continente, el legendario Peter Snell (Nueva Zelanda)…

En lanzamiento del disco hubo fuerte presencia brasileña, con tres representantes. Y la nota la dio la más joven entre ellas, Izabela Rodrigues da Silva, cuya marca de 61.52 m. le permitió quedar 9a. entre todas las participantes, accediendo así a la prueba decisiva. No pudieron hacerlo sus compatriotas Andressa Oliveira de Moriais (21a. en la general con 58.90) y Fernanda Raquel Borges-Martins (24a. con 57.90 m) y, entre las eliminadas, tambén estaba la cubana y ex campeona mundial Denia Caballero.

La etapa clasificatoria del disco fue liderada por una de las grandes aspirantes al título, la estadounidense Valerie Allman, con 66.42, seguida por la india Kamalpreet Kaur con 64.00. En tercer lugar se colocó la croata y bicampeona olímpica Sandra Perkovic con 63.75, con firmes aspiraciones para mantener su corona.

En el turno vespertino, en pocas horas más, la expectativa sudamericana se concentrará en la final masculina del lanzamiento del disco, con la presencia del colombiano -y recordman de nuestra región- Mauricio Ortega. Además, habrá otras dos finales en el Estadio Olímpico: la 4×400 mixta (en su estreno en los Juegos) y los 100 metros femeninos. De acuerdo a lo que suceda previamente en semis habrá que ver si la «gran dama» de la especialidad, la jamaiquina Shelly Ann Frazeer, alcanza esa ronda y puede buscar su tercer oro consecutivo en la velocidad pura.

+++++++++++++++++

Muy buena performance de Ortega: 7° en lanzamiento del disco

El colombiano Mauricio Alexander Ortega, recordman sudamericano del lanzamiento del disco, terminó en el 7° puesto de la final de esta especialidad, este sábado 31 de julio en el Estadio Olímpico de Tokio. Se trata de la mejor actuación de un atleta sudamericano en el historial olímpico de disco siendo que, hasta ahora, el único finalista había sido el peruano Eduardo Julve, 12° en Londres, allá por 1948.

Nacido hace 27 años en Apartadó y entrenando en las últimas temporadas en Portugal, donde elevó sus registros al «club» de los 70 metros, Ortega se afirmó ahora en el primer plano internacional, en una prueba donde Suecia concretó un histórico 1-2 a través de la dupla de Daniel Stahl y Simon Pettersson.

Stahl, el hombre dominante del lanzamiento del disco en los últimos años, se llevó la medalla de oro con 68.90 metros y Petterson le escoltó con 67.39, arribando a la zona de medallas con su quinto intento. «Estoy muy orgulloso por mi triunfo, por mi compañero Simon y por nuestro entrenador, Vestenn Hafsteinsson. Hemos trabajado duro», dijo Stahl, campeón mundial en Doha 2019 y que sólo ha perdido tres de sus 32 competencias en las últimas dos temporadas.

La medalla de bronce fue para el austríaco Lukas Weisshaidinger con 67.07, apenas cinco centímetros delante del australiano Matthew Denny, mientrads que el esloveno Kristjan Ceh, quien aparecía entre los favoritos, tenía que conformarse con el quinto puesto en 66.37. El ex campeón mundial Andriusz Gudzius, de Lituania, fue sexto con 64.11. Y séptimo terminó Ortega con 64.08, logrados en el cuarto intento de su serie (61.06 63.51 nulo 64.08 63.87 y nulo en el final).

+++++++++++++++++++

Paulo André pasó a las semifinales en 100 metros

El brasileño Paulo André Camilo de Oliveira, el más consistente de los sprinters sudamericanos de los últimos tiempos, consiguió su pasaporte a las semifinales de los 100 metros llanos, al ponerse en marcha la “prueba reina” en el atletismo olímpico de los Juegos de Tokio, este sábado 31 de julio. Paulo André quedó tercero en la sexta serie con 10s.17, triunfando allí el sudafricano Akani Simbine con 10s.08. “Salí bien, después no tuve una buena aceleración pero pude atacar al final y clasificarme”, dijo Paulo André, oriundo de Santo André pero residente en Vila Velha y una de las cartas brasileñas para el relevo corto. “Tengo que dar lo mejor de mí y hacer mi mejor marca si quiero llegar a la final”, agregó.

Sus compatriotas Rodrigo Pereira do Nascimento y Felipe Bardi dos Santos –campeón sudamericano en Guayaquil- marcaron 10s.24 y 10s.26 respectivamente, sin acceder al turno siguiente.

Bardi llegó quinto en la segunda serie, ganada por uno de los hombres más veloces del día, el nigeriano Enoche Adegoke con 9s.98. En esa misma serie, Emanuel Archibald (Guyana) marcó 10s.41 para el noveno puesto. Rodrigo, por su parte, fue sexto en la séptima serie.

Terminado el glorioso ciclo del jamaiquino Usain Bolt en esta disciplina, la misma se presenta muy abierta. El norteamericano Trayvon Bromell, quien llega con los mejores antecedentes tras ganar los Trials de su país en Eugene, pasó dificultades para aceder a semis y sólo pudo ocupar el cuarto puesto de su serie –la misma de Bardi- al marcar 10s.05.

Cuatro hombres estuvieron por debajo de 10 segundos en esta primera ronda, liderados por el canadiense Andre DeGrasse con 9s91. Con tres centésimas más, avanzó LaMont Jacobs, estableciendo un récord para Italia. Y también bajaron aquella barrera uno de los créditos estadounidenses, Fred Keiley (9s.97) y el citado nigeriano Adegoke.

En la ronda preliminar, Archibald había sido uno de los mejores con 10s30, en tanto el boliviano Bruno Artur Rojas da Silva marcó 10s64, sin poder acceder a primera vuelta.

++++++++++++++++++++

Woodruff y Melissa González avanzan en los 400 con vallas

La prueba de los 400 metros con vallas promete ser una de las más atractivas del programa femenino del atletismo olímpico, en estos Juegos en Tokio, al igual que entre los hombres, por la presencia de una generación de estrellas emergentes. Y el primer paso se dio en la jornada matutina del sábado 31 de julio (la noche del viernes 30 en los países sudamericanos), donde dos atletas sudamericanas consiguieron su pasaporte a las semifinales: la colombiana Melissa González y la panameña Gianna Woodruff.

En la primera serie, ganada por la ucraniana Viktorya Tkachuk con 54s.80,  Melissa González logró el segundo puesto con 55s.32 y estableció un nuevo récord de su país, mejorando los 55s.45 del pasado 9 de julio en Marietta, Georgia.

En la segunda serie ganó otra ucraniana, Anna Ryzykova, con 54s.56, mientras que la brasileña Chayenne Pereira da Silva hizo su estreno olímpico en el octavo puesto con 57s.55.

La tercera serie vio en acción a la flamante recordwoman mundial, la estadounidense Sydney McLaughlin, quien ganó sin inquietarse con 54s.65. Y allí la panameña Woodruff -poseedora del récord sudamericano con 54s70 desde el pasado 9 de mayo en Walnut- logró el segundo lugar con 55s49, asegurando su pase a semifinales.

Las otras series fueron para atletas que, junto a McLaughlin, aparecen como candidatas a la pelea por las medallas: la holandesa Femke Bol venció en la cuarta con 54s43 y la defensora del título olímpico, la estadounidense Dalilah Muhammad, en la quinta y última con 53s.97, mejor registro general de estas eliminatorias.

McLaughlin, Muhammad y Bol son el trío de moda en esta temporada. McLaughlin ya había aparecida como un prodigio juvenil para los Juegos de Rio de Janeiro 2016, escalando hasta semifinales con apenas 16 años. Ahora viene de establecer el récord mundial absoluto con 521s90 durante los Trials, en Eugene. Muhammad ha sido, hasta el momento, la figura dominante (campeona mundial en Doha y  campeona olímpica) mientras que Bol se encuentra en franca progresión, con un reciente registro de 52s37 que la ubica como la mejor europea de la temporada.

++++++++++

Uruguayos: Lasa estuvo cerca, Déborah quedó en semis

Dos de las esperanzas del atletismo uruguayo en los Juegos Olímpicos de Tokio concluyeron en la jornada de este sábado 31 de julio. Emiliano Lasa quedó apenas a 1 centímetro de repetir su formidable actuación de Río 2016 -cuando estuvo entre los finalistas del salto en largo- mientras que el recorrido de Déborah Rodríguez concluyó en las semifinales femeninas de los 800 metros.

El panorama en los 800 cambió radicalmente en esta ronda, con el empuje de una generación de prodigios juveniles coo al británica Keely Hodgkinson y la estadounidense Athing Hu. Esta lideró la ronda de semis con su performance de 1m58s07.

Hodgkinson se adjudicó la tercera semi con 1m59s12, mientras allí Déborah ocupó el 7° puesto con 2m.01s.76, ya sin chances de acceder a la ronda decisiva. Otra de las que se quedó afuera de la final -al terminar cuarta en esa misma semifinal- fue la cubana Rose Mary Almanza, líder de la lista internacional 2021: su marca de 1m59s65 no fue suficiente. Y tampoco llegan a la final algunas de las favoritas como la campeona mundial Halimah Nakaayi (Uganda) y la estadounidense Ajee Wilson.

El salto en largo también tuvo algunos pasajes dramáticos, ya que el jamaiquino Tajay Gayle, campeón del mundo en Doha 2019, sufrió una lesión en su tentativa inicial, que requirió atención médica. Sin embargo, retornó al saltómetro y consiguió una marca de 8.14 en el tercer intento, que le permitió su pase a la final.

Emiliano Lasa terminó con 7.95 metros, a sólo 1 cm. de la marca que tres competidores consiguieron para instalarse entre los doce finalistas. El uruguayo había comenzado con 7.85, para subir diez centímetros en el segundo salto. En el tercero y último, sus 7.78 ya no le alcanzaron.

Otros dos sudamericanos en esa prueba fueron los brasileños Samory Uki Fraga Bandeira (7.88) y Aleksandro do Nascimento de Melo (6.95) quienes quedaron 16° y 29° en la general de la qually.

La final del salto en largo promete ser apasionante, aunque el atleta que parece en mejor forma fue el cubano Juan Miguel Echevarría, quien impresionó con su registro de 8.50 m. «Estoy en excelentes condiciones. Esto es una guerra y voy a dar pelea», dijo el cubano, quien hace pocas temporadas se consolidó entre los mejores del mundo, obteniendo el bronce en Doha y el título panamericano en Lima. Su compatriota Maykel Massó, ex campeón mundial u20 y u18, le acompañará en la prueba decisiva, no así Lester Lescay, cuyos 7.69 lo dejaron lejos de la final, al igual que uno de los créditos estadounidenses, Marquis Dendy (7.85). En cambio, EE.UU. contará en esta final con una de sus sorprendentes figuras, Jauvaghn Harrison, quien se limitó a un salto de 8.13 para acceder a la lucha por el título. Tiene un antecedente de 8.47m. y se ha convertido en el primer atleta que competirá en dos finales tan distintas como salto en alto y salto en largo en un mismo Juego Olímpico desde que el inolvidable Jim Thorpe lo hiciera hace más de un siglo, en Estocolmo 1912. Echeverría quedó como un amplio líder de la qualy, ya que el segundo registro correspondió al griego y campeón europeo Miltiadis Tentoglu con 8.22.

LA NUEVA CAMPEONA OLIMPICA DE LOS 100

LA JAMAIQUINA THOMPSON HERAH

En la noche del 31 de julio en el Estadio Olímpico de Tokio, la mañana para los argentinos, la jamaiquina batió el récord olímpico vigente desde Seúl 1988 con un registro de 10.61 y relegó a sus compatriotas Shelly-Ann Fraser-Pryce y Shericka Jackson.

Por Luis Darío Pintos (Revista Atletismo Argentino)

En el Estadio Olímpico de Tokio, la noche del 31 de julio, la mañana para los argentinos, tuvo como plato fuerte a la final de los 100 metros llanos de mujeres. Allí en una final donde todas clasificaron con tiempos menores a los 11 segundos, la jamaiquina Elaine Thompson-Herah, nacida hace 29 años en Kingston, batió el récord olímpico, con un tiempo de 10.61, relegó a sus compatriotas Shelly-Ann Fraser-Pryce (10.74) y Shericka Jackson (10.76), y repitió el oro que había conseguido en esta prueba en Río de Janeiro 2016, donde también fue campeona en los 200 metros.

Además, la marca de Thompson Herah fue la segunda mejor en la historia de esta distancia, solo 12 centésimas superior a los ya legendarios 10.49 que la estadounidense Florence Griffith estableció el 16 de julio de 1988 en Indianápolis. Justamente a Griffith le correspondía el récord olímpico con 10.62 realizados en Seúl 1988 que hoy superó la jamaiquina. También es nuevo récord de su país, superando los 10.63 de Shelly-Ann Fraser-Pryce.

Una destacada actuación realizó el colombiano Mauricio Ortega en lanzamiento de disco consiguiendo el 7° puesto y un diploma olímpico. Ortega registró una marca de 64.08 en su cuarto intento. Los lanzamientos del colombiano fueron: 61.06 en el primero, 63.51 en el segundo y el que le sirvió para pasar el corte, el tercer lanzamiento fue nulo, 63.78 en el quinto y su último intento nuevamente fue nulo. El podio lo conformaron los suecos Daniel Stahl con 68.90 y Simon Pettersson con 67.39, registrada en el quinto lanzamiento y fue bronce Lukas Weisshaidinger de Austria con 67.07.

En salto en largo, un centímetro separó al uruguayo Emiliano Lasa de su segunda final olímpica ya que quedó en el puesto 13° con un mejor salto de 7.95 metros y pasaban los 12 primeros, de los cuales 3 atletas lo hicieron con 7.96 metros: el alemán Fabian Heinle, el chino Changzhou Huang y el finlandés Kristian Pulli.

Por su parte, Déborah Rodríguez, la abanderada de Uruguay en la ceremonia de apertura, quedó eliminada en las semifinales de 800 metros, donde el viernes había comenzado superando la primera ronda. La atleta uruguaya fue séptima en su serie, con un crono de 2:01.76, que apenas le permitió ser 19° en el global de las 24 competidoras.

Polonia logró una sorprendente victoria en el primer relevo olímpico mixto de los 4×400 metros, mientras que República Dominicana se llevó la medalla de plata y Estados Unidos el bronce. El equipo polaco, formado por Karol Zalewski, Natalia Kaczmarek, Justyna Swiety-Ersetic y Kajetan Duszynski, tuvo una gran actuación después de marcar el mejor tiempo en las series del viernes. Fue la primera medalla olímpica para los cuatro integrantes del equipo con un tiempo de 3:9.87. El equipo dominicano estuvo integrado por Anabel Medina Ventura, Marileidy Paulino, Lidio Andrés Feliz y Alexander Ogando. Estados Unidos era el favorito tras ganar la prueba en los Campeonatos del Mundo de 2019, pero estuvo a punto de no llegar a la final tras ser descalificado por intercambiar el testigo fuera de la zona de cambio en la primera ronda del viernes. Los organizadores reincorporaron al equipo más tarde, alegando un error de los oficiales.

COMPARTIR

More in Atletismo