Connect with us

Atletismo

JJ.OO: En 20 km Marcha, sorpresiva victoria del italiano Massimo Stano

Fuente: Atletismo Sudamericano.

La marcha de los 20 km. fue para el italiano Stano

Las competencias de los Juegos Olímpicos en la subsede de Sapporo -donde se realizan las pruebas de marcha y maratón- se iniciaron en la agobiante tarde del jueves 5 de agosto con un sorpresivo triunfo del italiano Massimo Stano en los 20 km. El nombre de Stano no figuraba en la amplia lista de favoritos pero, lo cierto, es que fue el más fuerte en estas duras condiciones climáticas y prolongó así el momento mágico que vive el atletismo de su país con estos Juegos, después de los triunfos de LaMont Jacobs en los 100 metros y Gianmarco Tamberi en salto en alto.

Stano cubrió el recorrido de la marcha de 20km. hasta el parque Odori en 1h.21m.05s, para quebrar en los últimos kilómetros la resistencia de los japoneses, que venían con los principales antecedentes: Koki Ijeda se quedó con la medalla de plata en 1h.21m14s y Toshikazu Yamanishi con el bronce en 1h21m.28s.

La «legión sudamericana» no pudo insertarse en los puestos de avanzada y el mejor, con una gran levantada en la segunda parte de la competencia, fue el ecuatoriano Brian Daniel Pintado -medallista de oro de los últimos Juegos Panamericanos- quien terminó en el 12° puesto con 1h22m54s, uno por delante del experimentado brasileño Caio Oliveira de Sena Bonfim (1h23m21s), quien había sido cuarto en los Juegos de Río 2016. Luego quedaron los colombianos Manuel Esteban Soto (14° con 1h23m32s) y Eider Arévalo (18° con 1h24m10s). Y también estuvieron: 19° David Hurtado (Ecuador) 1h24m31s, 21° César Rodríguez (Perú) 1h24m40s, 27° Jhon Castañeda (Colombia) 1h26m41s, 35° Jordy Jiménez (Ecuador) 1h27m52s, 43° Luis Henry Campos (Perú) 1h30m58s y 46° Matheus de Liz Correa (Brasil) 1h31m47s. El brasileño Lucas Gomes de Souza Mazzo abandonó.

Si bien Stano ha sido un habitual participante en el circuito de la última década, nunca había logrado una victoria a este nivel. A sus 29 años, contaba con un cuarto puesto en el Campeonato Europeo de Berlin 2018 y una medalla de bronce en la Copa Mundial de marcha del mismo año, en Taicang, pero su marca personal es muy valiosa (1h17m45s en La Coruña, en aquella gran competencia del 2019). En esta temporada llegaba con 1h20m30s, logrados en Podebrady.

«Todos los días en mi mente repetía: ‘Soy el más fuerte, soy el más fuerte’, y lo era», dijo Stano, quien cruzó la línea de meta chupándose el pulgar derecho, un movimiento para dedicar su victoria a sus cuatro. hija de un mes, Sophie. «Mi única estrategia era quedarme al frente».

El chino Zaiha Wang llegaba como uno de los hombres más firmes de la temporada (1h16m54s en marzo) y trató de imprimirle cierto ritmo a la prueba -al principio junto al indio Kumar- , atravesando en 40m55s la primera mitad, con una ventaja de diez segundos sobre el grupo que integraban Stano, Ijeda y Yamanishi. Sobre los 12 kilómetros, el chino comenzó a sentir el esfuerzo y aquel segundo grupo -al que sumaron los españoles Alvaro Martín y Diego García- los alcanzó. Los atletas japoneses contaron dese allí con el apoyo de los espectadores que podían acercarse, dentro de las restricciones sanitarias. Stano se apoderó definitivamente del liderazgo a los 15 kilómetros (1h01m27s) y ya no volvió a cederlo.

«Por ahora, esto es como un sueño, y no quiero despertar», dijo el flamante campeón.

Las medallas de Ijeda y Yamanishi son las primeras del atletismo de Japón en estos Juegos. También son las primeras medallas de Japón en el historial olímpico de la marcha. «Me mantuve detrás de Stano, pero él pudo alejarse. Después me concentré en mi meta siguiente, que era asegurarme la medalla», dijo el subcampeón.

Se había largado con un calor de 31°, aunque esa temperatura no subió durante el resto de la prueba. El español Martín finalmente logró el cuarto puesto con 1h21m46s, delante del alemán Christopher Linke (1h21m50s), quien así repitió su actuación de Rio. Diego García fue sexto con 1h21m57s, delante de la dupla china Zahia Wang (1h22m03s) y Jun Zhang (1h22m16s), mientras que el sueco Perseu Kärlstrom -uno de los marchistas más exitosos de los últimos tiempos- terminó en el noveno puesto con 1h22m29s.

El triunfo de Stano representa la tercera medalla de oro para Italia en el historial olímpico de la marcha de 20 km. Las anteriores fueron de Maurizio Damilano (una verdadera leyenda de la especialidad), quien triunfó en Moscú 80, mientras que en Atenas 2004 se impuso Ivano Brugnetti. Damilano, además, fue medalla de bronce en 1984 y 1988,  al igual que su compatriota Giovanni De Benedictis en Barcelona 92.

Este viernes 6 de agosto a la misma hora (las 16 de Japón, la madrugada del mismo día en los países sudamericanos) se hará la marcha femenina de los 20 kilómetros. Nuevamente las chinas son las favoritas, mientras que las esperanzas sudamericanas se concentran en la brasileña Erica Rocha de Sena (4a. del último mundial), la ecuatoriana Glenda Morejón (recordwoman de nuestra región), la peruana Kimberley García y la colombiana Sandra Lorena Arenas, quien viene de un gran desempeño en La Coruña.

COMPARTIR

More in Atletismo