Connect with us

Fútbol

Futbol eliminatorias: «Papu» Gomez, sera el reemplazante de Lo Celso ?

Fuente: Agencia Telam.

Scaloni empezó a perfilar el equipo para recibir este jueves a Bolivia

El DT realizó un dibujo en la práctica con los reemplazos del arquero Emiliano Martínez por Juan Musso, el del zaguero central Cristian Romero por Germán Pezzella, y la ausencia de Lo Celso supone un intríngulis del que el técnico parece poder salir solamente con un cambio de esquema, abandonando el 4-3-3.

El entrenador del seleccionado argentino, Lionel Scaloni comenzó a perfilar el equipo que iniciará el encuentro frente a Bolivia del próximo jueves a las 20.30 en el estadio Monumental, de River Plate, por la décima fecha de Eliminatorias Sudamericanas, experimentando con distintos sistemas y planteos para reemplazar fundamentalmente a Giovani Lo Celso en la mitad de la cancha.

Ya resueltos que están los reemplazos del arquero Emiliano Martínez por Juan Musso, que jugará su segundo partido en la selección mayor y el primero como titular y de carácter oficial, así como el del zaguero central Cristian Romero, por el que volverá Germán Pezzella, la ausencia de Lo Celso supone un intríngulis del que el técnico parece poder salir solamente con un cambio de esquema, abandonando el 4-3-3.

Para ello y después de medio entrenamiento basado en diversos aspectos físicos desarrollados bajo dos ejes centrales como lo son la velocidad y la coordinación, Scaloni trabajó intensamente, con la lluvia como compañera indeseada, por espacio de media hora tratando de resolver ese problema.

El fútbol reducido quedó para el final de la jornada vespertina de práctica en el predio de Ezeiza, donde los jugadores fueron testeados de cara al cotejo con los bolivianos y el arquero boquense, Agustín Rossi, trabajó por primera vez ataviado con la ropa de entrenamiento de la selección mayor.

Que la falta de un volante como Lo Celso sea tan importante pasa no solamente por la distribución de volantes y delanteros, sino porque además el mediocampista de Tottenham Hotspur, que a su regreso a Inglaterra hasta podría ser multado por el club lo mismo que su compañero, «Cuti» Romero, según aventuró el diario local Daily Mail, se convirtió en el socio ideal de Lionel Messi.

Y este no es obviamente un dato menor que hace agudizar la mirada del técnico mucho más, ya que esa comodidad que había alcanzado el capitán argentino con su conciudadano rosarino esencialmente en el juego corto, no tiene su correlato en otros componentes del plantel.

Por eso los nombres de Alejandro Gómez, Exequiel Palacios y Nicolás González surgen rápida y lógicamente, pero con otro esquema, inclusive los de los dos Correa, Ángel y Joaquín, pero entre esas alternativas no aparece quien complete esa media docena de futbolistas, y es el de Paulo Dybala.

Si bien con todos los antecedentes y hasta los prejuicios que existen respecto de la difícil convivencia del cordobés con «Lío» dentro del campo de juego, algo que se disparó justamente a partir de una declaración del propio hoy capitán de la Juventus, que el ex-Instituto sea solamente el eventual reemplazante del flamante jugador de Paris Saint Germain no tiene demasiada lógica inclusive para merecer una convocatoria.

Es que Messi, es sabido, quiere jugar todos los partidos y cuando arranca como titular no quiere salir, por lo que Dybala estaría condenado a no tener minutos nunca, a menos que el ingenio del entrenador, y la generosidad del capitán, porque no decirlo, permitan que los dos tengan espacios para moverse de tres cuartos de campo hacia adelante.

Y en eso anda el entrenador argentino por estas horas, porque además para eso lo hizo volver a Dybala a la selección después de dos años de ausencia, y para que él pueda compartir escenario con «Lío» el sistema 4-3-2-1 sería el más apropiado.

Es que ese «2» sería el que ocuparían Messi y Dybala, compartiendo el ancho de la cancha por detrás del «1», Lautaro Martínez, teniendo ambos lugares en ataque para encontrarse y también para «desencontrarse» y evitar así cualquier superposición de espacios.

Ese esquema entonces tendría los siguientes nombres y apellidos: Juan Musso; Gonzalo Montiel, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Ángel Di María; Lionel Messi y Paulo Dybala; Lautaro Martínez.

La presencia de Tagliafico en lugar de Marcos Acuña obedece a que Di María jugaría por delante suyo y entonces haría el carril superior del ataque, mientras que por afuera de De Paul se forjarían las proyecciones de Montiel.

De cualquier manera mañana por la tarde, después y no antes de la conferencia de prensa que ofrecerá a partir de las 13, a partir de las 15.30 precisamente estará Scaloni armando el equipo que el jueves buscará la victoria ante Bolivia, que en caso de no ganar, llegará a 60 partidos internacionales sin triunfar como visitante.

Y eso significará que Argentina estará cada vez más cerca de Qatar 2022, esta vez ya hasta con parte de su público celebrando en el Monumental.

++++++++

El seleccionado volverá a ser local en el Monumental luego de cuatro años

El estadio de River Plate fue sede de un partido de la albiceleste por última vez el 5 de septiembre de 2017, en un encuentro ante Venezuela por las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, que terminó con un empate 1 a 1. 

El seleccionado argentino volverá este jueves a ser local en el estadio Monumental luego de cuatro años y coincidirá con el retorno del público argentino por primera vez desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

La cancha de River Plate fue sede de un partido del equipo nacional por última vez el 5 de septiembre de 2017 en el partido de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018 contra Venezuela (1-1).

Después de ese empate que complicó la posición del seleccionado en las Eliminatorias, el entrenador Jorge Sampaoli pidió cambiar la localía y el siguiente encuentro contra Perú se jugó en La Bombonera.

Tras el mal paso en Rusia, la «albiceleste», ya bajo el mando de Lionel Scaloni, volvió a jugar en nuestro país en noviembre de 2018 con una serie de amistosos contra México.

Sin Lionel Messi, un joven y renovado equipo le ganó 2-0 a la «tri» en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba y luego repitió el resultado en el Malvinas Argentinas de Mendoza.

Antes de viajar a la Copa América de Brasil 2019, Argentina, con la vuelta de Messi, jugó un amistoso ante Nicaragua (5-1) en San Juan y esa despedida quedó como el último partido del equipo con mayoría de hinchas argentinos.

Después del tercer puesto en Brasil, el equipo de Scaloni se reencontró en septiembre de 2019 con dos amistosos en Estados Unidos ante Chile y México.

En octubre realizó una gira por Europa para medirse con Alemania (2-2) y Ecuador (6-1) y en noviembre volvió a jugar en el exterior los clásicos ante Brasil, en Riad, y Uruguay, en Tel Aviv.

En el pandémico 2020, el seleccionado inició las postergadas Eliminatorias para Qatar 2022 en octubre contra Ecuador, en La Bombonera, y en noviembre volvió al estadio de Boca para recibir a Paraguay.

El único partido de local este año fue el 3 de junio pasado contra Chile en el nuevo estadio Único Madre de Ciudades de Santiago del Estero.

En la triple fecha de octubre, Messi y compañía tendrán otros dos partidos en casa pero todavía no está confirmado si serán en el estadio Monumental.

Luego de visitar a Paraguay, el jueves 7, Argentina se quedará en el país para jugar el domingo 10 contra Uruguay, por el pendiente de la quinta fecha, y luego ante Perú, el jueves 14, por la duodécima jornada.

COMPARTIR

More in Fútbol