Dicen que al final no habrá Vuelta a San Juan

Aseguran que no habrá Vuelta

Desde la organización se reveló que «no se correrá en ningún formato» por la pandemia.

La 39na edición de la Vuelta a San Juan de ciclismo entró en un embudo de complicaciones desde finales del 2020 y ya en este amanecer del 2021. Tantas fueron las complicaciones a causa de la pandemia mundial por el coronavirus que se decidió no realizarla, según reveló en estricto off the record una fuente ligada a la organización del evento. Así la prueba máxima del ciclismo sudamericano quedará anulada, ya que tampoco se tomó como opción el «Plan B» que era realizarla de forma nacional, perdiendo en ese caso su rango de UCI Pro Series. «No se correrá en ningún formato», subrayó la misma fuente sobre la prueba que había sido anunciada a mediados de diciembre pasado y que tendrá su cancelación oficial con el anuncio de manera inminente. Incluso, se conoció que podría ser hoy mismo cuando el gobernador de la provincia, Sergio Uñac, vuelva a sus funciones normalmente tras haber superado, justamente, el coronavirus.

Hace menos de un mes, la Vuelta pareció sortear las cancelaciones masivas que hubo en los últimos tiempos de distintas pruebas internacionales. De hecho, fue presentada el 16 de diciembre en el Centro Cívico con su formato internacional siendo el inicio del calendario mundial de la UCI. Fue entonces cuando se informó del arribo de uno de los ciclistas más laureados en la historia de este deporte: el británico Chris Froome, ganador de nada menos que 4 Tour de Francia, dos Vuelta de España y un Giro de Italia. Aunque en el cierre del año pasado, el rebrote de Covid-19 y la nueva cepa que se propagó empezó a complicar el panorama en distintas partes del mundo. Y Argentina no fue la excepción, pues se impuso a inicios del 2021 la restricción de vuelos internacionales provenientes de distintos países europeos y Australia. Hace un par de días esta decisión se limitó a Gran Bretaña, pero sin tener confirmación que en algún momento pueda expandirse nuevamente. Sin la garantía de vuelos para arribar a San Juan de equipos internacionales de primer nivel como por ejemplo el Bora-hansgrohe con la figura del carismático Peter Sagan o el Israel Star-Up Nation con el bautismo de esa camiseta de Froome, la situación se complicó gravemente. Entonces, los rumores de cancelación del carácter internacional se fomentaron, siempre con el silencio absoluto de manera oficial de la organización, algo que se puso aún más estricto en estos últimos días. De hecho, la intención es que todo se anuncie de manera conjunta en una conferencia de prensa que sería inminente.

Así llegaron los indicios que esta edición de la Vuelta no sería igual a la pasada. Primero, el Israel Start-Up Nation reveló que Froome no correría pruebas hasta febrero, priorizando la parte final de su puesta a punto física en Santa Mónica, Estados Unidos. El equipo donde el británico es su figura se fue a España a realizar la pretemporada y esperará al Tour de Algarve, en Portugal, del 17 al 21 de febrero para dar inicio a la temporada. Luego, se produjo el abandono a la Vuelta de un clásico desde que es UCI como el team italiano «Androni Giocattoli», que contó se iba a disputar la Vuelta de Táchira, en Venezuela, del 17 al 24 de enero, porque la prueba en San Juan se «anulaba».

En medio de esas noticias negativas, se buscó desde la organización hacerla de carácter nacional. Con un pelotón muy similar al que viene corriendo la temporada sanjuanina de Ruta, más alguna selección de países limítrofes. Se pensó en acortarla de ocho etapas cuando era internacional a cinco o seis, pues no tenía mucho «sentido» hacerla igual de extensa sin los ciclistas de primer nivel mundial. Pero ahí estuvo también el problema de un despliegue inmenso (vendrían cerca de 150 pedaleros) para hacer una Vuelta sin su esencia de los últimos años. Entonces, el martillo se bajó con la decisión final el jueves pasado. Y por eso en en el casillero del 2021 de la Vuelta dirá «cancelada»…

Fuente: Diario de Cuyo

COMPARTIR