COPA LIBERTADORES: En una vuelta soñada, Boca le ganó a Libertad y quedó como único puntero

En un magnífico regreso a las canchas, el Xeneize le ganó muy bien al Libertad de Ramón Díaz en Paraguay. Triunfo clave en el reinicio de la Copa para quedar como puntero del Grupo H.

Se habló mucho, muchísimo. Si el fútbol fuese ciencia, Boca ya había perdido el partido desde el vamos. Para la alegría de Russo, el fútbol sigue siendo fútbol y tiene cosas que las estadísticas no miden.

El equipo de la Ribera dejó atrás las dificultades por los contagios de coronavirus y los escándalos en el arribo a territorio Guaraní. Como si nunca hubiese existido el parate, el conjunto dirigido por Somoza jugó un partido brillante. Manejó los tiempos, lastimó cuando llegó y no sufrió. Ganó 2 a 0 y es puntero del grupo.

Desde el minuto uno Boca se paró en la cancha para disputar el partido de igual a igual ante un rival que llevaba 11 partidos oficiales de ventaja y muchos meses de entrenamiento. Sin embargo, los libros no sirvieron y la diferencia no se notó en absoluto. El Xeneize tuvo un primer tiempo brillante, mereció irse al descanso goleando un pobre conjunto Guaraní que apenas se animó.

Rápidamente Salvio abrió el marcador con un zapatazo inatajable para Silva. Toto fue la gran figura de la cancha. Se cansó de encarar defensores paraguayos que poco pudieron hacer para pararlo. Suelto, decidido, encarador y goleador. No le alcanzó con el primero sino que además amplió la ventaja en el complemento tras un pase de Cardona. De a ratos parece aquel pibe que salió de Lanús, pero con la mentalidad de un tipo ya maduro e inteligente. Sin dudas, el As de Miguel.

Es difícil completar el podio de los mejores, no por que falten opciones, sino porque sobran. Boca en su conjunto fue parejo, sólido y sobre todo un equipo bicho para entender los momentos del encuentro. Mención especial para Campuzano de gran primer tiempo y para Tevez, que se tiró atrás para armar circuitos de juego y encontrar la pelota. Corrió, presionó, los mordió a todos. Está hecho un pibe el Apache.

Ya en la segunda mitad, la historia fue la misma, Libertad no logró nunca doblegar al mediocampo argentino y con el correr de los minutos le costó más. Un arranque soñado para los de Russo que ahora puntean en la zona y se agrandan de cara a lo que vendrá.

COMPARTIR