Connect with us

Atletismo

Atletismo: El Sudamericano vuelve a Ecuador despues de mas de medio siglo

Fuente: Atletismo Sudamericano.

El Sudamericano vuelve a Ecuador: memorias del 69

El atletismo de Ecuador, que está disfrutando de un espléndido momento por los logros internacionales de sus principales valores, ya había recibido las principales competencias del área en las últimas décadas: Juegos Bolivarianos y Odesur, Sudamericanos en u23, u20 y u18, además de Sudamericanos en especialidades como marcha, cross y milla. Pero solamente una vez había sido la sede del Campeonato Sudamericano de mayores -la competencia de área más antigua en World Athletics- y ello sucedió hace más de medio siglo. Exactamente, entre el 4 y 12 de octubre de 1969 en el estadio Atahualpa en Quito, donde se disputó la 25a. edición del Sudamericano.

Ahora es el turno para el regreso, con la presencia de numerosas figuras del área y con una familia atlética que se ha extendido a trece países en las últimas décadas.

Aquel Sudamericano del 69 se recuerda como muy parejo, ya que Brasil y Chile dominaron el medallero (10 doradas cada uno, prevaleciendo por poco los brasileños en el total: 24 a 22). Argentina se llevó 6 de oro, 10 de plata y 8 de bronce, totalizando 24. En el puntaje por equipos, Chile logró el último de sus títulos en caballeros, acumulando 145 y aventajando por cuatro a la Argentina. Brasil fue campeón en damas con 139, seguido por Argentina con 70.5. Y en el puntaje conjunto, también quedó al frente Brasil con 260, seguido por Argentina con 211,5 y Chile con dos puntos menos.

La delegación de Brasil contaba con un valor de primera clase mundial como el triplista Nelson Prudencio quien, exactamente un año antes, había logrado la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de México, atravesando los 17 metros, ostentando por un rato el récord mundial y protagonizando un concurso memorable, que marcó el despegue del soviético Viktor Saneiev. Por supuesto, Prudencio fue campeón sudamericano sin dificultades, con un registro de 16,88 metros.

En el sector femenino, la estrella brasileña era la recordada Silvina das Gracas Pereira quien, reeditando su performance de dos años antes en Buenos Aires, hegemonizó las pruebas de velocidad (11s7 en 200, 24s0 en 200), triunfó en largo con 5,85 m. y sumó un nuevo título con el relevo corto, donde los 46s.0 de su equipo significaron el récord sudamericano. Silvina fue escoltada en ambas pruebas de velocidad por la uruguaya Josefa Vicent y esta, a su vez, triunfó en los 400 llanos, que se realizaban por primera vez en el programa oficial de los Sudamericanos.

Otra presencia relevante dentro del conjunto de Brasil era la de Aida dos Santos, cuarta del salto en alto en los Juegos de Tokio 64. Esta vez Aida no pudo en esa prueba con su clásica rival, su compatriota Maria da Conceicao Cipriano (1.70 a 1.60) pero se llevó el título del pentathlon y también contribuyó a la victoria en la posta corta.

Por el lado de Chile, uno de sus estandartes era el mediofondista Jorge Grosser. También retuvo sus coronas de los 800 y 1.500 metros, y sumó una tercera con los 3.000 metros con obstáculos, donde pudo vencer al aguerrido y popular fondista colombiano Víctor Mora (este ganó en los 5.000 y 10 mil llanos).

En las pruebas de velocidad se reeditaron los duelos entre los grandes protagonistas de la época, a excepción del colombiano Pedro Grajales, quien no llegó en su mejor forma. El chileno Iván Moreno venció tanto en 100 como 200 metros con 10s6 y 20s9 respectivamente, seguido en ambos casos por el peruano Fernando Acevedo y el argentino Andrés Calonje. Este, por su parte, se dio el gusto de triunfar en los 400 llanos con 46s.9, algo que ninguno de sus compatriotas ha podido emular hasta nuestros días. En las pruebas de velocidad pura, el ecuatoriano Jacobo Bucaram consiguió insertarse en ambas finales quedando 5° en 100 y 4° en 200. Décadas después fue presidente por un período en la Consudatle y diputado en su país… además de hermano de quien también fue presidente de Ecuador, Abdalá Bucaram.

El venezolano Héctor Thomas recuperó el cetro del decathlon, al igual que el argentino Juan Carlos Dyrzka en los 400 metros vallas (52s.0). Y en el sector de lanzamientos se dio la confirmación de los principales valores de la época como el brasileño José Carlos Jacques en bala, el colombiano Dagoberto González en disco y el argentino José Vallejo en martillo, quien estableció el récord sudamericano de 61.58. También en damas se confirmaron valores como la chilena Rosa Molina en bala y la brasileña Odete Valentina Domingos en disco, nombres que figuran entre las máximas campeonas del historial.

COMPARTIR

More in Atletismo