Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Foto

El trenquelauquense derroto al campeon anterior, Goluvovic en tres asaltos

VELADA DE KICK BOXING

Jonatan Poveda se quedó con el título

La victoria obtenida por Jonatan Poveda en la madrugada de ayer le valió el Título Argentino Amateur de Kickboxing.

Fuente: Diario La Opinion.-

Máximo Riesgo tuvo en la noche del viernes su vigésima segunda edición con una velada que cerró en la madrugada levantando los brazos de Jonatan Poveda, el trenquelauquense que se quedó con el Título Argentino Amateur de Kickboxing tras derrotar en tres asaltos a Vladimir Goluvobic, el capitalino dueño del trono. También ganaron Matías Groppa, Osmar Alegre y Bautista Calvo. El resto de los combates fueron para los visitantes, en su mayoría de General Pico.
Poveda no es el “Roña”, ni mucho menos “Maravilla” o “Locomotora”, es “Bom bom vendaval de golpes Poveda”, sin dudas uno de los apodos más largos del mundo del boxeo pero el púgil es fiel a su sobrenombre. En la madrugada de ayer los espectadores que presenciaron el evento en el gimnasio del Club Tres Llantas pudieron ver a un Poveda muy bien preparado físicamente que se enfrentó al dueño del título, Vladimir Goluvobic. El combate a tres asaltos cerró un evento que otra vez vio colmada las instalaciones de Tres Llantas.
Con respecto a la pelea hay que destacar que Poveda fue siempre superior a su rival. Goluvobic nunca supo encontrarle la vuelta a un Poveda movedizo, rápido de piernas y filoso con sus brazos. Desde el primer asalto el trenquelauquense buscó con sus piernas y llevó en varias ocasiones al capitalino hacia las cuerdas, lugar donde hizo muy bien su trabajo y sacó los puntos que luego se vieron en las tarjetas. Esta era la primera oportunidad que tenía Poveda de pelear por el título interino y que ahora, con este triunfo, le da la posibilidad de pelear por el Título Oficial de la Federación. Merecido logro conseguido por el trenquelauquense a base de esfuerzo y sacrificio.

Groppa y Bonello
Matías Groppa volvió al triunfo, pero casi sin despeinarse. El “Macho” peleó en esta ocasión en la categoría hasta 91 kilos y tuvo frente a él a un rival “pesado” en todos los sentidos. De robusto a “gordito” el capitalino Cristian Trota intentó hacerle frente a un Groppa muy superior. Pero Groppa, en esos tres asaltos, decidió pelear para el público y regalarle a los espectadores los tres rounds. Tanto desde abajo del ring como desde arriba se vio claramente la superioridad de Groppa. Los dos profesionales del kickboxing llevaron la pelea hasta el recuento de puntos. Situación que se dio porque Groppa no quiso cerrar el combate antes de tiempo.
Otro de los combates fuerte de la noche, en ese triplete de fondo, fue el que tuvo a Maximiliano Bonello y “La Sombra” Olivera. El combate a tres asaltos de tres minutos se volvió largo para los dos. Bien por Bonello y Olivera porque entregaron todo para el espectáculo, pegaron bien con piernas y brazos, pero Olivera se terminó de llevar el triunfo en las tarjetas.
En cuanto a los combates que abrieron el espectáculo, Sebastián Bertoni y Diego Silva hicieron una exhibición muy interesante; Agustín Servero le ganó a Rodrigo Senaola; Bautista Calvo se impuso a Pablo Videla y el triunfo de Agustín Gómez ante Franco Guidi.
Osmar Alegre le ganó a Macros Ellero, en la revancha del pasado triunfo de Ellero, en un combate que fue muy parejo desde el primer round, y el empate entre Javier Alegre y Damián Godoy, en full contact, un resultado bien recibido o por las dos esquinas.