Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Foto

ATLETISMO DE FONDO

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) ha excluido a Kenia de su lista negra de países sospechosos de proteger el dopaje y Kevin Haynes, auditor principal, ha felicitado por escrito a Japhter Rugut, director ejecutivo de la Agencia Antidopaje Keniana: “Hemos revisado todos los documentos proporcionados por ustedes y hemos llegado a la conclusión de que han tratado con éxito todas las acciones correctivas” que fueron aconsejadas en su momento. Y añade: “En nombre del equipo de auditores, quisiera agradecerles su cooperación y compromiso en la lucha contra el dopaje”.

Hace dos años Kenia estuvo a punto de ser suspendida, como ha sucedido posteriormente con Rusia, y, de hecho, el país africano recibió un ultimátum en ese sentido: “El país tiene un serio problema de dopaje y si no lo solucionan los kenianos, alguien lo solucionará por ellos”. La AMA llegó a montar un laboratorio propio en el Rift, para tomar las muestras de sangre u orina directamente.

Las alarmas se encendieron cuando un número considerable de atletas kenianos dieron positivo internacionalmente. Entre ellos destacaron Emily Chebet, campeona mundial de cross en 2010 y 2013 y Rita Jeptoo, una de las mejores maratonianas del mundo, tres veces ganadora en Boston y una más en Chicago, dos carreras de alto prestigio.

La Federación Internacional de Atletismo llegó a suspender de sus funciones a Isiah Kiplagat (presidente de la federación), David Okeyo (vicepresidente) y Joseph Kinyua (director del equipo nacional).

Las autoridades deportivas (Kipchoge Keino, presidente del Comité Olímpico, que fue campeón de 1.500 en México 1968) y políticas del país africano reaccionaron y cumplieron todos los requisitos exigidos por la AMA. El presidente Uhuru Kenyata firmó una ley que permitía encarcelar a los condenados por dopaje: un año a los atletas y tres años a los proveedores de sustancias prohibidas.

Se ha potenciado extraordinariamente la Agencia Antidopaje, siempre bajo consejo y supervisión de la AMA. Se ha extremado, sobre todo, el cuidado en la extracción de muestras (fiabilidad total del atleta a controlar) y en la rapidez del envío a un laboratorio internacional. En todo caso, este organismo advierte que sigue monitorizando lo que sucede en la gran potencia mundial de mediofondo y fondo.

Actualmente hay ocho atletas kenianos suspendidos por dopaje, según la última lista publicada por la IAAF.